La mejor solución para tu cubierta, un edificio más sostenible y sin patologías.

La impermeabilización y el aislamiento térmico en las construcciones implican una mejora de la sensación térmica, un ambiente saludable, un aumento del valor de la propiedad y una mejora potencial de la eficiencia energética de los edificios.

Protegemos tu cubierta incorporando la técnica constructiva DECK a tu cubierta existente.

Hoy os compartimos este proyecto de aislamiento mediante un sistema de cubierta fría, en una nave industrial de Barcelona.

Este sistema de cubierta reflectante está compuesto por una membrana sintética de TPO tipo Cool Roofing de gran resistencia, instalada sobre un panel de poliestireno extruido XPS, que conforma un sistema altamente aislante y reflectante, y que garantiza la durabilidad, a la vez que mejora potencialmente el ahorro energético del edificio.

El revestimiento impermeabilizante de cubierta fría es una solución efectiva que permite mantener las superficies a una temperatura baja y estable, gracias a su alto nivel de emisividad. Este sistema refleja el calor del sol, minimiza su absorción y lo reenvía al aire, impidiendo que sea transmitido al edificio.

De este modo se mejora potencialmente el bienestar térmico interior de los edificios y se favorece al ahorro energético, un tema tan presente y primordial en los últimos años ante un panorama en el que el calentamiento climático es un hecho evidente que incrementará la temperatura máxima media de las ciudades del futuro próximo.

El uso de sistemas de cubierta fría ha sido considerado en programas de certificación de edificios sostenibles, gracias a su ya mencionada gran capacidad para reflejar la radiación solar incidente y disminuir de forma considerable la temperatura interna.

Esta técnica reduce, no sólo el consumo energético de la climatización del inmueble, sino que además reduce el “efecto de las islas de calor urbanas”, al posibilitar que cada edificio tenga una menor temperatura individual, protegiendo no sólo a las edificaciones, sino a las ciudades.

Este sistema, además, proporciona estanqueidad y resistencia a la cubierta ante las condiciones climáticas más extremas.

Soluciones eficientes para nosotros y para nuestro medio ambiente.