La solución para el encapsulamiento de cubiertas de fibrocemento

Hoy en día aún existen una gran cantidad de naves industriales con cubiertas de fibrocemento. Durante años fueron muy populares en la construcción, hasta que se descubrieron los graves problemas de salud que provocaban las fibras de amianto (o asbestos) que éstas contienen.

El riesgo real aparece cuando estas fibras de amianto se desprenden y dispersan. Ya sea por su manipulación, rotura o envejecimiento, se corre el riesgo de inhalar las partículas en suspensión. Estas partículas se pueden ir incorporando a nuestro ambiente casi sin enterarnos por la misma degradación del material y pueden afectar gravemente a las personas que están en el edificio o su entorno.

Pintado encapsulador e inertizante que cubre las fibras de amianto.

Una solución para este problema, sería el derribo y sustitución de la totalidad de la cubierta. Esta es una opción que tiene como desventaja el tener que parar la actividad económica de las instalaciones durante el tiempo que dure la obra, que podrían ser meses, además de los grandes costes que acarrea.

La encapsulación, es una alternativa a la demolición que detiene el envejecimiento del material y nos permite proteger a las personas sin necesidad de parar la actividad en el edificio.

En NTI realizamos el pintado encapsulador e inertizante que penetra y cubre las fibras de amianto. Este sistema evita que las fibras se desprendan, garantizando la salud de los individuos del edificio sin necesidad de parar la actividad habitual de la empresa.

Una vez la pintura se seca, las superficies de fibrocemento quedan recubiertas e inertizadas. Se consigue evitar que los asbestos se dispersen en el ambiente.  

Convierte tu cubierta de fibrocemento en una cubierta sin riesgo, de forma rápida, sin interrupciones ni tediosas obras.

Encapsulamiento cubiertas fibrocemento: cubiertas sin riesgo, salud para las personas.